Trabajo alcanza un acuerdo con la banca para que adelante el pago de las prestaciones

La crisis del coronavirus ha tenido tal impacto sobre el mercado laboral que el SEPE y las autoridades laborales de las comunidades autónomas se han visto desbordadas por la cantidad de solicitudes de prestación que han recibido, tanto por despidos como por ERTE, lo que está retrasando el pago de las prestaciones. Para agilizar las transferencias a los beneficiarios, el Ministerio de Trabajo ha firmado un convenio con la banca para que las entidades financieras adelanten el pago de estas prestaciones y así no sea necesario esperar hasta el día 10 de cada mes, que es cuando el SEPE hace el ingreso.

Así lo ha anunciado hoy el ministerio en una nota en la que ha anunciado el convenio firmado con las patronales bancarias AEB, Ceca y Unacc. A partir de este momento, todas las entidades que se adhieran al convenio podrán adelantar el pago de las prestaciones derivadas de la crisis del coronavirus a medida que el SEPE las vaya aprobando.

En concreto, el sistema funcionará de la siguiente forma: cuando el SEPE reconozca el derecho a la prestación del beneficiario y su cuantía, se lo comunicará a la entidad financiera para que ésta realice el pago de la prestación. De esta forma, no será necesario esperar a los plazos con los que trabaja el SEPE y que suponen que el pago se realiza el día 10 de cada mes, lo que implicaba que muchos beneficiarios tenían que esperar varias semanas desde que se reconocía su prestación hasta que se abonaba definitivamente.

A partir de ahora, el SEPE enviará de forma diaria la información a las entidades financieras para que abonen las prestaciones en el preciso momento en el que sean reconocidas. Esta medida es importante, ya que el propio Ministerio de Trabajo reconoce que quedan unos 300.000 beneficiarios de ERTE pendientes de cobrar su prestación. Con este convenio, cuando el SEPE apruebe la prestación, el banco podrá adelantar el pago.

El adelanto también incluirá cualquier cuantía que el beneficiario tenga que percibir con carácter retroactivo hasta el inicio del estado de alarma. El convenio tendrá una vigencia de tres meses prorrogables. En cuanto a las condiciones del anticipo, tendrán un tipo de interés del 0%, lo que no conllevará costes para los beneficiarios.

(El Mundo, 08-05-2020)