Hacienda pierde una de cada dos reclamaciones que presentan los ciudadanos

Cara o cruz, una de dos. La poderosa maquinaria de Hacienda no es precisamente infalible a la hora de demostrar ante la justicia que sus actuaciones sobre los contribuyentes están plenamente ajustadas a Derecho. la mitad de las reclamaciones presentadas por los ciudadanos -en concreto, el 49,7%- son estimadas por los tribunales, ya sean los ordinarios de justicia o los económicos administrativos (TEA), especializados en la materia pero desconocidos para el gran público. El pagano de esta situación vuelve a ser el ciudadano, ya provocado tanto por la crisis como por la «ineficacia» en la lucha contra el fraude.

(Finanzas, 11-06-2014)