Gestha recomienda revisar posibles errores relacionados con los ERTE en el borrador de la renta

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) recomiendan a los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en 2020 que revisen el borrador del IRPF y corrijan los posibles errores cometidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En un comunicado, Gestha recuerda que el SEPE ha realizado en ocasiones pagos indebidos a trabajadores que ya habían salido del ERTE y que después ha reclamado el reintegro de las cantidades abonadas de manera incorrecta.

Los técnicos explican que si el reintegro se ha solicitado en 2020, los datos fiscales de la Agencia Tributaria deberían ser correctos, pero si el SEPE no ha pedido la devolución hasta 2021 podría ser necesario modificar el borrador de la renta. Gestha considera que el tratamiento fiscal de los ERTE es uno de los aspectos más destacados de la campaña de la renta correspondiente al año 2020, que arranca el próximo 7 de abril, ya que aunque la normativa no ha cambiado, la pandemia ha disparado el número de afectados.

Los trabajadores afectados por ERTE en 2020 que hayan recibido una prestación del SEPE han tenido dos pagadores a efectos de IRPF, por lo que tendrán que presentar la declaración si sus ingresos superan los 14.000 euros en lugar de los 22.000 euros habituales, salvo que la retribución de todos los pagadores a partir del segundo no supere los 1.500 euros. Además, advierte de que en la mayoría de los casos no se habrán aplicado retenciones sobre la prestación, que ahora se tendrán que abonar, por lo que los contribuyentes podrían un resultado a ingresar.

Si bien, el Ministerio de Trabajo apuntan que actualiza de manera periódica los datos sobre prestaciones que envían al Ministerio de Hacienda para que las personas trabajadoras tributen por las cantidades que perciben de manera fehaciente. Desde CE Consulting apuntan a que la principal clave está en el número de pagadores. “Para muchos de estos trabajadores, lo habitual habría sido contar con un único pagador durante 2020, es decir, la empresa para la que trabajan. Sin embargo, a esto hay que añadir el cobro de las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)”, subrayan.

En España, la cifra de trabajadores afectados los ERTE llegó a ser de casi 3,4 millones (3.386.785) durante los primeros meses del confinamiento. Según los últimos datos de febrero, actualmente hay 878.000 personas en esta situación, lo que supone un repunte en los expedientes de regulación temporal de empleo con respecto al mes de enero.
(Expansión, 17-03-2021)