El SEPE sufre un ataque informático que paraliza sus servicios

El sistema informático del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha recibido un ‘ciberataque’ que está impidiendo acceder a su página web, según han confirmado fuentes del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Las mismas fuentes han indicado que un equipo de técnicos y expertos está trabajando ya para que el sistema informático del SEPE pueda recuperar su actividad normal, habilitándose además la línea de atención telefónica 060 para que se pueda recibir información sobre este incidente.

El Ministerio de Trabajo ha lamentado las molestias ocasionadas a los usuarios del SEPE por culpa de este ‘ciberataque’ mientras que el presidente del organismo, Gerardo Gutiérrez, ha asegurado en Cadena Ser que ningún dato confidencial se verá comprometido. CSIF, por su parte, ha señalado que todo el sistema informático del SEPE, tanto los ordenadores de los puestos de trabajo como los portátiles de la plantilla que se encuentra teletrabajando, se ha visto afectado por un virus ‘ransomware’.

El ‘ransomware’ es un programa de software malicioso que tiene la capacidad de cifrar archivos y bloquear ordenadores con la idea de obtener dinero a cambio de devolver el funcionamiento normal al sistema. Así, los ‘ciberatacantes’ que usan este ‘malware’ persiguen obtener un rescate. El sindicato ha lamentado el trastorno que está ocasionando este ataque informático y ha señalado que se están cumplimentando solicitudes de usuarios de forma manual y tomando números de teléfono por si se necesitara un contacto adicional.

“En CSIF manifestamos la preocupación por este fallo que se suma a todos los problemas que viene arrastrando el SEPE, tanto en materia de recursos humanos como de medios materiales. Llevamos meses pidiendo un decidido apoyo en inversión tecnológica, ya que las aplicaciones y sistemas informáticos tienen una antigüedad media de unos 30 años”, ha denunciado el sindicato.

El SEPE tiene entre sus funciones la gestión de las prestaciones por desempleo y con la actual crisis sanitaria ha incrementado su trabajo al tener que tramitar las prestaciones de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte). Según ha confirmado el director del SEPE, las prestaciones seguirán abonándose con normalidad.

Según el último dato disponible de enero de 2021, los gastos totales en prestaciones por desempleo ascendieron a 2.629,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 40,8% respecto al mismo mes del año anterior. De esta cifra, 694 millones correspondieron a prestaciones de Erte. Al final del mes había 2.376.847 beneficiarios de prestaciones por desempleo.
(El Mundo, 10-03-2021)