El Gobierno mantendrá la ‘tasa Google’ a pesar de las amenazas de represalia de EE UU

El Gobierno español mantendrá el proyecto de creación del nuevo impuesto a determinados servicios digitales, conocido como ‘tasa Google’ y actualmente en tramitación parlamentaria, pese a la carta dirigida por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, a la titular de Hacienda española, María Jesús Montero, y sus homólogos de Francia, Reino Unido e Italia informándoles de que se suspende el diálogo en la negociación fiscal en el seno de la OCDE y avisándoles de una respuesta con medidas “proporcionalmente pertinentes”.

En la misiva, dirigida por Mnuchin a los ministros de Economía o Finanzas de España, Francia, Italia y Reino Unido, les comunica que las negociaciones sobre el impuesto digital con estos países se encuentran en punto muerto y rechaza acordar cambios provisionales a la legislación fiscal global que afecten a las compañías digitales estadounidenses, según adelanta el diario ‘Financial Times’.

“Este es un momento en el que los gobiernos del mundo deberían enfocar su atención en lidiar con los problemas económicos que genera el Covid-19”, resalta Mnuchin en la carta, en la que suspende el diálogo en las negociaciones abiertas en el seno de la OCDE sobre un impuesto digital global. En este sentido, reitera que EE UU “continúa oponiéndose a los impuestos digitales y otras medidas unilaterales parecidas”, por lo que añade que como ya ha dicho “reiteradamente” la Administración Trump, “si los países optan por cobrar o adoptar estos impuestos, EE UU responderá con las medidas proporcionalmente pertinentes”.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos ya decidió a primeros de junio abrir una investigación a la Unión Europea y otros nueve países, entre ellos España, con respecto a los impuestos sobre servicios digitales. El resto de países investigados son Austria, Brasil, República Checa, India, Indonesia, Italia, Turquía y Reino Unido.

Fuentes del Ministerio de Hacienda han confirmado que pese a la recepción de la misiva el proyecto de Ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales continuará su tramitación parlamentaria en España y subrayan que el impuesto “no se fija en banderas ni contra ningún país”. Además, recuerdan que se trata de una iniciativa que sigue los trabajos iniciados por la Comisión Europea. De esta forma, las mismas fuentes señalan que la ministra de Hacienda responderá a la carta junto a sus homólogos europeos para trasladar su postura.

(Expansión, 19-06-2020)