Así espiará la Agencia Tributaria las redes sociales de los defraudadores

La Agencia Tributaria ha redoblado sus esfuerzos a la hora de luchar contra el fraude fiscal, siendo algo especialmente notable desde el comienzo de la crisis. De esta manera, se ha pasado de los 8.054 millones de euros recabados en 2008, hasta los 12.318 millones de 2014. Para lograrlo se han activado todos los procedimientos posibles que permitan detectar y aflorar bases imponibles, como el modelo 720 creado en 2013 para las declaraciones de bienes en el extranjero.

Durante el último año se ha aumentado un 59% el número de actuaciones destinadas a detectar las manipulaciones informáticas de la contabilidad de las empresas, analizando los ordenadores de las partes intervenidas con el objetivo de encontrar rastros de ocultación premeditada de datos. Con las iniciativas que se aplicarán durante 2015, aún se lograrán más datos para luchar contra el fraude, incluyendo un registro con nuestros datos publicados en las redes sociales tanto por las personas físicas como jurídicas.

Para lograr manejar tal cantidad de datos, Hacienda utilizará programas informáticos con la capacidad de procesas, seleccionar y almacenar los datos publicados en redes comoFacebook o Twitter, además de en otras páginas web. Entre los datos de interés se encuentra la lista de contactos, además de las propias publicaciones.