Se multiplica el número de ricos en España

El número de ricos con patrimonios declarados por encima de los 30 millones de euros se ha multiplicado por más de dos durante la crisis económica, al pasar de los 233 en 2007, justo un año antes del inicio de la crisis, a 508 en 2014, el último dato publicado por la Agencia Tributaria sobre la declaración del Impuesto de Patrimonio.

Así, en la declaración del impuesto de 2014 –que se realiza en 2015– 508 contribuyentes declararon tener un patrimonio superior a los 30 millones de euros y, por ello, aportaron a Hacienda por este tributo una media de 461.872 euros. Esta cifra contrasta con los 233 que declararon poseer este patrimonio en 2007, aunque pagaron de media algo más, 477.330 euros.

Este aumento tan espectacular de los ‘muy ricos’ durante los años de crisis es más importante si cabe teniendo en cuenta que en 2007 casi un millón de españoles declaraban por este impuesto y de ellos, únicamente 233 lo hacían con patrimonios superiores a 30 millones. En cambio, en 2015 más de 500 contribuyentes declararon poseer este patrimonio, pero sobre un total de algo más de 181.800 declarantes.

A pesar de este incremento, los 508 ciudadanos con gran patrimonio siguen representando un porcentaje muy pequeño sobre los más de 181.800 contribuyentes que declararon por el Impuesto de Patrimonio en 2015. De hecho, seis de cada diez declarantes (121.052) aseguran tener un patrimonio de entre 300.000 y 1,5 millones de euros. El segundo grupo más numeroso (50.000 contribuyentes) declara un patrimonio de entre 1,5 y 6 millones de euros.

La estadística de Hacienda refleja únicamente los datos que declaran los propios ciudadanos, por lo que realmente el número de grandes patrimonios es superior, teniendo en cuenta que todos los impuestos sufren un porcentaje de fraude fiscal y, además, únicamente están obligados a presentar declaración por el Impuesto de Patrimonio cuando la base imponible supere los 700.000 euros o cuando, no dándose la anterior circunstancia, el valor de los bienes o derechos totales resulte superior a dos millones de euros (excluida la vivienda habitual y cargas o deudas, entre otras).

(Expansión, 18-09-2016)