Continúa abierta la brecha del salario entre hombres y mujeres. “En el ámbito del trabajo remunerado, participan menos que los hombres en la fuerza de trabajo, ganan menos, su trabajo suele ser más vulnerable, y están insuficientemente representadas en los cargos directivos superiores y los cargos decisorios”, afirma el Informe sobre Desarrollo Humano 2015 presentado por Naciones Unidas y que fija su atención en el mercado laboral.

Este estudio plantea que las mujeres ganan actualmente un 24% menos que los hombres y solo ocupan el 25% de los cargos administrativos y directivos. Todo ello pese a que aportan más al trabajo mundial que los hombres, ya que suponen el 52% del total. “Las mujeres se encuentran en situación de desventaja en el mundo laboral, tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado”, explica el informe.

El estudio, presentado en Adís Abeba (Etiopía), también subraya que el 32% de las empresas no tiene a ninguna mujer entre sus cargos directivos superiores, y que tan solo ocupan el 22% de los escaños de los parlamentos nacionales.
(La Vanguardia, 15-12-2015)