El Gobierno planteará en los Presupuestos de 2018 ayudas fiscales ligadas a la rehabilitación de la vivienda, especialmente para impulsar el alquiler y el empleo ligado a la promoción. Así lo ha adelantado este lunes Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, al explicar que su departamento trabaja con Hacienda en identificar qué tipo de ayudas se pueden incorporar a las Cuentas del año próximo.

“Trabajamos en medidas e instrumentos de carácter fiscal que estimule la rehabilitación”, apuntó el ministro, para que aumente el alquiler de vivienda y el importante número de empleo ligado a las reformas de casas antiguas, señaló De la Serna en un foro inmobiliario organizado por el diario El Confidencial e Inmobiliaria Colonial.

El ministro recordó que su departamento trabaja junto a las comunidades autónomas en un borrador del Plan de Vivienda 2018-2021, del que espera iniciar la tramitación en junio. En ese programa el Gobierno plantea por primera vez ayudas a los promotores para la construcción de vivienda ligada al alquiler y a rentas bajas, que cubrirán hasta el 40% de la inversión privada. De la Serna avanzó que ese dinero público podría llegar a cifras entre 31.500 y 36.000 euros por casa.

El Ministerio de Fomento negocia con la banca privada y el BEI con el fin de fomentar la concesión de créditos para abordar trabajos de rehabilitación y conservación de viviendas. Para ello, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna trata de articular un sistema de avales y garantías para los propietarios de vivienda que decidan rehabilitarlas.

(Cinco Días, 09-05-2017)