El emprendedor de responsabilidad limitada

Portada » Autónomos » El emprendedor de responsabilidad limitada

Apoyo a los emprendedores y su internacionalización

Una de las preguntas más frecuentes en las reuniones de asesoría inicial para emprendedores es la de cuáles son las diferencias entre iniciar una actividad económica como empresario persona física (autónomo) o como sociedad.

Son varias las diferencias (costes iniciales, obligaciones mercantiles y contables, impuestos, responsabilidad), pero al tratar sobre el tema de la responsabilidad limitada, que opera en las sociedades, y la ilimitada, que lo hace generalmente en el empresario persona física, en numerosas ocasiones se pasa por alto la figura del emprendedor de responsabilidad limitada.

 

Esta figura surge con la aprobación de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, y supone que el empresario persona física no tenga la obligación de responder con su patrimonio personal de las deudas contraídas en su actividad profesional o empresarial con unas determinadas condiciones:

 

  • El Emprendedor de Responsabilidad Limitada deberá inscribirse en el Registro Mercantil con los datos del domicilio que pretende excluir de la responsabilidad por las deudas contraídas en la actividad económica.
  • El Emprendedor deberá hacer constar en toda su documentación su condición de responsabilidad limitada con la adición de las siglas ERL, a su nombre y apellidos.
  • El Emprendedor deberá formular y, si fuera el caso, someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a su actividad y depositarlas en el Registro Mercantil en el plazo de 7 meses desde el cierre del ejercicio.
  • Los empresarios y profesionales que tributen en el régimen de estimación objetiva dispondrán de unos modelos estandarizados de información fiscal y mercantil para poder cumplir dichas obligaciones de depósito.

El incumplimiento de cualquiera de las condiciones anteriores o el fraude o negligencia grave en el cumplimiento de sus obligaciones con terceros dará lugar a la exclusión de la responsabilidad limitada que contempla dicha figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada.

La limitación de responsabilidad afectará, si el empresario persona física se acoge, a la vivienda habitual de éste, siempre que no esté afecta a la actividad económica, siempre que ésta no supera el límite de 300.000€ de valoración. Además, estarán exceptuadas de dicha limitación de responsabilidad, las deudas de derecho público.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente.

Si no quieres perderte nuestros próximos artículos, suscríbete a nuestro newsletter y los recibirás directamente en tu email

Somos tu gestoría de confianza en Sant Cugat. ¿Necesitas Ayuda?