Democracia y Libertad (DL) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para reclamar un incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) escalonado que permita llegar a los 1.000 euros mensuales al final de la legislatura, es decir, a partir del 1 de enero de 2020.

En la iniciativa, los independentistas catalanes advierten de que el poder adquisitivo del Salario Mínimo ha caído más de un 4% en los últimos cinco años, lo que ha supuesto un “incremento de la pobreza y la desigualdad”, ha “debilitado” la cohesión social y ha propiciado una mejora “efímera” de la competitividad.

Además, critican que un Salario Mínimo que está por debajo del umbral de la pobreza para hogares con dos personas “evidencia que los costes de la crisis no se han repartido de manera equilibrada sino de forma desigual e injusta”, y advierten de que esto es “contraproducente” para la recuperación.

(Expansión, 20-03-2016)