Cataluña aprueba la Renta Garantizada de Ciudadanía de 564 euros

El Parlament de Cataluña ha aprobado por unanimidad la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), una ayuda de 564 euros mensuales, la cual aumentará paulatinamente hasta alcanzar los 664 en 2020, y que sustituirá la Renta Mínima de Inserción (RMI) a partir del 15 de septiembre, cuando entre en vigor.

El nuevo subsidio lo percibirán las 29.000 personas que cobran la RMI, así como todas aquellas personas que lo soliciten y cumplan los requisitos: ser mayor de 23 años, residir en Catalunya durante al menos dos años, no tener patrimonio más allá de la primera residencia y haber agotado todas las prestaciones posibles.

El portavoz de la comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que ha sacado adelante la propuesta, Diosdado Toledano, ha asegurado que la renta garantizada es “un avance social” y un “auténtico salvavidas” en un contexto económico “que mata”, ha dicho parafraseando al papa Francisco.

Las entidades sociales, los sindicatos y el tercer sector llevaban persiguiendo la renta garantizada desde 2006, cuando se recogió este derecho en el Estatuto, y los diferentes grupos políticos llevaban trabajando en ella desde hace más de tres años.

Toledano, que recogió junto al grupo promotor más de 121.000 firmas, ha pedido que se aceleren los procedimientos burocráticos para presentar una ILP y ha reconocido que durante estos años de negociación todas las partes han hecho “concesiones”.

La RGC será un derecho subjetivo individual, no estará sujeta a disponibilidades presupuestarias (el Govern deberá reservarle una partida obligatoriamente) y se concederá por silencio positivo, es decir, si la administración no responde en un plazo de cuatro meses, se reconocerá la ayuda automáticamente.

(La Vanguardia, 13-07-2017)