Autónomos que trabajan en casa se podrán deducir gastos de luz, gas…

Los trabajadores autónomos que trabajan en su casa podrán desgravarse a partir de ahora los gastos de la luz, gas, calefacción o teléfono. Así lo avala una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid contradiciendo el criterio de Hacienda que sólo admitía deducirse los suministros siempre que se utilizan exclusivamente para el desarrollo de la actividad económica.

Los gastos que un autónomo puede o no deducirse siempre generan polémica entre la Administración y los contribuyentes. Ello es especialmente así en el caso de los trabajadores por cuenta propia que trabajan en casa y utilizan su vivienda como oficina. El criterio de Hacienda, puesto negro sobre blanco en diversas consultas vinculantes de la Dirección General de Tributos, señala que los autónomos podrán deducirse los gastos derivados de la titularidad de la vivienda como son el pago de la hipoteca, el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), la tasa de basuras o la cuota de la comunidad de propietarios. Esa deducción será proporcional al espacio de la vivienda que se utiliza para la actividad profesional.

Sin embargo, Hacienda rechaza que la regla de prorrateo pueda aplicarse al gasto de suministros como agua, luz, gas, calefacción o teléfono. Para estos servicios, la desgravación sólo se contempla cuando el consumo se vincula exclusivamente a una labor profesional. Una condición de difícil cumplimiento para los autónomos que trabajan en su vivienda porque requeriría que dispusieran de contadores y contratos independientes para diferenciar su actividad laboral y privada.

Ahora, una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad de Madrid contradice la práctica seguida hasta ahora por la Agencia Tributaria. El juez defiende que si la legislación permite “la afectación parcial de la vivienda a la actividad económica”, no resulta lógico que la interpretación de la Dirección General de Tributos excluya los suministros. Así, da la razón a un contribuyente que se había deducido gastos de luz, agua, gas y teléfonos y había recibido una liquidación provisional de Hacienda en la que se negaba tal posibilidad.

(Cinco Días, 15-06-2015)

http://cincodias.com/cincodias/2015/06/12/economia/1434126505_031296.html