El alta de obligaciones fiscales y el alta de autónomos

Portada » Fiscal » El alta de obligaciones fiscales y el alta de autónomos

Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

El presente año 2018, se inicia con una avalancha de personas que quieren emprender una actividad económica. Buena señal para la economía, si gran parte de estas iniciativas se consolidan pasados dos años. Este tiempo es el que los empresarios individuales dispondrán para afianzarse mientras se benefician de los incentivos fiscales por inicio de actividad y de las bonificaciones de cuotas a la seguridad social por sus cotizaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que como ya hemos mencionado en artículos anteriores del blog, se ha ampliado de 18 a 24 meses en este 2018.

 

El alta de autónomos o hacerse autónomo, denominación con la que se conoce a los trámites iniciales para iniciar o emprender una actividad económica, se compone de 2 trámites esenciales que se podrán realizar acudiendo de forma presencial a la Agencia Tributaria (AEAT) y a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) o bien mediante certificado electrónico o firma digital:

  • El alta de obligaciones fiscales (Modelo 036/037) en la AEAT.
  • El alta de autónomos en la TGSS.

El empresario individual persona física (autónomo) deberá darse de alta de obligaciones fiscales con un modelo 037, modalidad simplificada del IAE. En este formulario se deberán indicar los aspectos más esenciales de la actividad económica tales como el domicilio fiscal, el epígrafe, si la actividad está sujeta y exenta o sujeta y no exenta de IVA, si tiene obligación de realizar pagos fraccionados del IRPF y si tiene locales afectos a la actividad o por el contrario realiza la actividad fuera de un local determinado. Además, y como novedad, es importante determinar cuál es la fecha de inicio de la actividad económica. Mucha atención con este requisito formal porque como ya hemos explicado en artículos anteriores, esto va a determinar la aplicación o no de las bonificaciones y/o reducciones de la cuota de la seguridad social o no. El alta del IAE siempre se deberá realizar con carácter previo a la formalización del alta en la seguridad social.

Una vez realizada el alta de obligaciones fiscales en la AEAT, el empresario individual persona física deberá darse de alta como autónomo en la TGSS. Para ello deberá indicar el domicilio social, qué epígrafe va a desarrollar como actividad económica, la mutua que desea que actúe como entidad colaboradora de la Seguridad Social, la base de cotización por la que desea cotizar, si se acoge o no a la contingencia profesional y al cese por desempleo y el número de cuenta donde desea domiciliar las cuotas. Hay que recordar que para poder beneficiarse de las bonificaciones y/o reducciones de las cuotas por inicio de la actividad (tarifa plana) el alta deberá ser previa tal y como establece la nueva Ley 6/2017, de 24 de Octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente.

Si no quieres perderte nuestros próximos artículos, suscríbete a nuestro newsletter y los recibirás directamente en tu email

Somos tu gestoría de confianza en Sant Cugat. ¿Necesitas Ayuda?