Nueva Ley de Autónomos (Parte VI): Medidas para clarificar la Fiscalidad de los trabajadores Autónomos

Nueva Ley de Autónomos (Parte VI): Medidas para clarificar la Fiscalidad de los trabajadores Autónomos

Seguimos con el análisis de la nueva Ley 6/2017, de 24 de Octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, y esta vez con un artículo muy interesante teniendo en cuenta las fechas en las que estamos, en las que todos los autónomos están cerrando el ejercicio fiscal 2017.

En el artículo de hoy hablaremos de la Deducibilidad en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los gastos de suministros de la vivienda parcialmente afecta a la actividad económica y de los gastos de manutención incurridos en el desarrollo de la actividad, que se regula en el Título V, en el art. 11 de la citada Ley, y que supone una modificación de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

La modificación establece como gasto deducible para determinar el rendimiento neto en estimación directa los siguientes gastos:

En primer lugar establece que las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad. Así, las cuotas del seguro de salud y enfermedad que pague el autónomo, tanto la suya como las de sus familiares serán deducibles hasta el límite de 500€/año por cada miembro. La condición será que, respecto a los hijos, tendrán que ser menores de 25 años y tendrán que convivir con el autónomo; y respecto del cónyuge, tendrá que tener vínculo matrimonial.

En segundo lugar dice que, en los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior. De este modo, para determinar el gasto deducible de un autónomo en lo referente a los suministros de su vivienda habitual, deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • La vivienda deberá ser de propiedad del titular de la actividad. Recordemos la problemática que existe en las viviendas alquiladas en lo referente a la sujeción al IVA cuando el destino del inmueble es una actividad económica.
  • Los suministros deberán ir a nombre del titular de la actividad. El derecho a la deducibilidad de un gasto afecto a una actividad se obtiene con el debido justificante, en otras palabras, la factura.
  • Tendremos que tener en cuenta tanto la superficie total de la vivenda, como los m2 que se destinen al ejercicio de la actividad desarrollada por el titular. No es posible deducir la totalidad de la factura de suministros ya que la afectación de la vivenda habitual en todo caso es parcial. Además, hay que recordar que se tendrá que informar de esta circunstancia con anterioridad a la aplicación de la deducción en el censo de obligados tributarios (Mod. 036).
  • Se aplicará, al porcentaje obtenido del cálculo de la afectación de la vivenda, a la factura de suministros y al resultado se le aplicará el 30% que se establece legalmente. El resultado será la cantidad deducible. Por Ejemplo:

Factura de Luz de 100€+IVA

Vivienda de propiedad afecta a actividad económica de 100m2

Afectación de 10m2 a la actividad

100 (m2 vivienda) x 10 (m2 afectos) = 10 (porcentaje de deducibilidad)

100€ (importe factura luz) x 10% (porcentaje deducibilidad) = 10€

10€ x 30% (porcentaje de deducción que se establece legalmente)

El total deducible sería 3€ +IVA.

Por último se regula que los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores. Al fin se reconoce que las dietas personales son gasto deducible para el trabajador autónomo, eso sí, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Deben estar justificadas mediante la correspondiente factura.
  • El pago se debe realizar por medios electrónicos (tarjeta de crédito).
  • Deben realizarse en establecimientos de restauración y hostelería.
  • Límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para trabajadores por cuenta ajena.
  • No serán deducibles las dietas que se materialicen dentro del término municipal donde tenga el domicilio fiscal el autónomo o donde tenga el domicilio de la actividad.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente.

Si no quieres perderte nuestros próximos artículos, suscríbete a nuestro newsletter y los recibirás directamente en tu email

Somos tu gestoría de confianza en Sant Cugat. ¿Necesitas Ayuda?